LA LLEGADA DE BLOCKCHAIN OBLIGARÁ A VARIAS

INDUSTRIAS A RENOVARSE O MORIR

Rafael Meruane, Ingeniero Civil en Computación y MSc Computer Science, de la Universidad de Chile, ha liderado y desarrollado proyectos de data mining y big data en twitter, obtención y análisis de información georeferenciada, software en la nube y optimización de procesos de negocio, entre otros. Actualmente es socio y director de Dysopsis, empresa que participará en el seminario BIT2018, que se realizará el próximo 10 de abril, en el Edificio Titanium.

¿Cuál es la relevancia de realizar seminarios como BIT2018 en Chile?

Lo más importante es que esta tecnología está generando cada vez más interés en Chile. Y gracias a estos eventos se está difundiendo y haciendo mucho más visible la existencia de nuevas herramientas que pueden tener un impacto muy amplio en la forma en que trabajan las industrias hoy en día.

¿Qué debemos esperar de la llegada de blockchain?

Lo que promete esta tecnología es un cambio en cómo entendemos algunos negocios, que van a tener que dejar de funcionar como lo hacen actualmente. Es decir, van a haber industrias que van a tener que renovarse para no quedar fuera.

¿Cómo cuáles?

La industria de seguros, que hace décadas funciona de la misma forma. Hay que recalcar que blockchain resuelve problemas de confianza entre los actores de un proceso. Ese es el caso de los seguros, donde las personas tienen que confiar en que la compañía les va a cubrir un siniestro y que no se va a quedar con las primas que ha pagado durante años.

Las sociedades más avanzadas son aquellas donde la confianza está implícita. Las personas confían en sus instituciones y en sus gobiernos. La falta de confianza destruye valor en las sociedades. Pero esta tecnología permite cerrar esta brecha y muy pronto en Sudamérica tendremos instituciones y sistemas tan confiables como en los países desarrollados.

¿Cómo se logra que las personas empiecen a confiar en esta tecnología?

La clave son las empresas intermediarias, o sea, las empresas que se conectan a blockchain y que son la cara visible hacia el ciudadano. Los clientes no necesariamente saben que está esta tecnología detrás. Simplemente utilizan los servicios de algún proveedor. Y es la empresa la que utiliza esta herramienta en su negocio.

Con respecto a los conocimientos y la implementación de blockchain, en Chile no hay proyectos muy grandes todavía. Pero lo interesante es que hay mucho interés y las aplicaciones de esta tecnología van a ir surgiendo paulatinamente.

¿En qué plazo podría ocurrir eso?

El Foro Económico Mundial estima que en 10 años más el 10% del PIB mundial va a estar en blockchain. Lo que pasa es que muchas veces las tecnologías no son visibles. Como pasa, por ejemplo, con los teléfonos touch. Nadie en realidad sabe cómo funciona esta tecnología, pero todos la usan y confían en que funciona. Lo mismo pasa con blockchain.